Blog

El tipo de joyería que va con tu tono de piel y cabello

CONSEJOS DE JOYERÍA

¿Con cuál me quedo?
La forma de la cara y el tono de la piel y de tu cabello, son un indicio muy importante a seguir al momento de elegir una joya. Esperamos estos consejos te sean muy útiles:

Para las chicas rubias de pieles claras los mejores colores son los plateados, por eso opta por joyas de plata u oro blanco. Si tiene piedras, escoge los tonos rojos, rosados, morados y azules.
Nice Cat 117 0111

Las chicas morenas de pieles cálidas les sientan super bien tonos los dorados como oro y cobre. En cuanto a los detalles de color, los que mejor te quedan son los tonos tierra, naranjas, verdes, amarillos y corales.

Nice Cat 117 018
Los rostros alargados tienen la cualidad de quedar bien con la mayoría de los accesorios, pero unos aros cortos y redondos te ayudarán para suavizar la forma de tu cara; así mismo las gargantillas ayudarán a equilibrar tu rostro.
Nice Cat 316 03

Para los rostros redondos, los pendientes alargados o collares largos son la mejor opción para proporcionar armonía y equilibrio.

Nice Cat 415 03
Para las mujeres que poseen con rostros cuadrados, les quedan los aros largos pero con terminación redonda o lágrima, para darle suavidad a los ángulos. Los collares que sean más bien largos, justo por debajo de las clavículas.

Nice Cat 316 046

Ahora que ya conoces que tipo de joyería te acomoda mejor, es momento de sacarle provecho y lucir esplendorosa en esta primavera, sacando lo mejor de ti. En NICE contamos con una gran variedad en modelos de joyería y accesorios de acuerdo a las últimas tendencias de temporada, donde podrás encontrar los que vayan mejor con tu estilo.

NICE ofrece la oportunidad de convertirte en un distribuidor independiente para iniciar tu propio negocio sin invertir mucho tiempo. Si estás interesado en formar parte del grupo NICE o deseas mayor información, por favor déjanos tus datos y nos comunicaremos contigo.

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje

La vida no es un problema a ser resuelto, sino una realidad a experimentar.